Saint Tropez Camp

Puedes intentar obligarme, pero atente a la desilusión de no tener la razon//DerekM

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Puedes intentar obligarme, pero atente a la desilusión de no tener la razon//DerekM

Mensaje por Desire Maynard el Lun Ene 07, 2013 1:39 am

Puedes intentar obligarme
pero atente ante la desilusión de no tener la razon
Derek&me



Básicamente no tenia demasiado tiempo desde que había comenzando el verano, de alguna forma ya tenía planeado cada pequeño paso dentro de mis objetivos, y debía admitir no era demasiado difícil adentrarse en la vida de la familia de mi gemela, no fue hasta hace un año que descubrir la otra parte de mi vida, esa que ignoraba por completo y que se me hacían imposible dejar de lado, con cada día que pasaba, era muchas respuestas que esperaba y simplemente no servía para quedarme de brazos cruzados.


Menos cuando, mi hermana quien parecía al menos estar interesada en saber sobre mi vida, desapareció como si nada, me había documentado sobre su vida y sobre los Maynard, ¿quiénes era?, ¿a que se dedicaban?, el como actuaban eso sería más difícil de saber.

Si era mi familia, tenía todo el derecho de conocer cómo eran, y la verdad no estaría con titubeos a la hora de hacer lo necesario para acercarme a ellos, claro jamás pensé que tenía que ir tan lejos, hasta hace una semana que el hijo mayor de los Maynard me confundió con su pequeña hermana consentida. Yo ni siquiera se en donde catalogar eso de “consentida” porque nadie aquí era como esperaba que fueran.



Yo apenas llegaba de New york, gracias al dinero del boletó hacia Londres que gaste, de nuevo le había mentido a mi padre adoptivo, y creo que es una de esas cosas que de las que posiblemente siento un gran dilema de conciencia, para muchos el hecho de mentirle a un padre es netamente normal, algo cotidiano, y quizás no es la gran cosa, pero cuando resulta que a esa persona no le haz mentido nunca, significa algo más que una banalidad , solo crea la pregunta de ¿ Hasta dónde serias capaz de llegar?.

Aun así en vez de irme a Londres como había quedado, cambie mi rumbo dirección y sentido.


No es muy difícil irse a la retrospectiva de hace una semana, me estaba quedando cerca del centro de Paris, en un hotel de mala muerte, que aduras penas tenia calefacción, sin mencionar los resortes del colchón, claro no más molesto que el asqueroso y sudoroso francés que atendía en la recepción, era el segundo día que tenía en parís, obviamente debía conseguir trabajo mientras figuraba, que haría.


¿Que harías Bella?, no eres una bipolar de clase media alta que viene a reclamar una posición económica, ni tampoco la peor desarmada como para presentarse como la bebe perdida, Aquel drama simplemente estaba sobrevalorado. Lo lógico era acercarte de apoco a poco, con la delicadeza que ejercía dicha situación. --Es lo que pensé ese día


Mientras obviamente debía mantenerme porque los ahorros que me cedió Court, mi padre simplemente no me alcanzarían por más de unas 4 semanas en Paris. Así que estaba en el centro comercial, buscando cualquier empleo acto, cuando leí algún artículo sobre la familia Maynard, su hijo prodigo el chico de oro, y de cómo aun no daban con Desire Maynard, “la oveja negra de la familia”.


No hubo demasiado tiempo para explicaciones, cuando un torbellino de circunstancias, me hicieron quedarme una semana entera en el departamento de lujos minimalistas que tenían los Maynard cerca de la torre Eiffel. Ni Lydia, o los Chicos Maynard, me dejaban dar más explicación, parecían más bien tener miedo de que pudiera hacer otra rabieta a irme de nuevo. ¿Para qué negarlo?, la sola idea de que fueran mi familia, me dejo en un letardo emocional, que no permitió que actuara de la forma más honrada.


Pronto me justifique a mi misma con aquel dicho de que “las cosas pasan por algo”, y quien era yo para quitarle la sonrisa a una madre preocupada, por no haber visto a su hija desde hace un año, además estaba enamorada del hecho de que no tuve madre durante toda mi vida.


Durante esa semana, solo me enfoque en actuar levemente como la típica chica malcriada , sobrevalorada y mimada que lo tiene todo, incapaz de madurar nada, indiferente ante los mismos de su familia, aunque en ocasiones me era imposible seguir aquel parámetro, ademas “ellos tenían una semana advirtiéndome que me mandarían a un dichoso campamento, en Saint Tropez, y aquello obviamente no me convenida. “muchos conocidos” “muchas explicaciones" "una muy factible metida de pata". Solo quería tratar de averiguar que paso con Desiré.


Era fácil analizar la falta de cariño, respeto y atención que les hacia falta a Lous y a Lydia por parte de su hija. Con Derek, el hermano todo es mas difícil. no puedo catalogarlo solamente dentro de un solo comportamiento, así que lo inteligente era evitarlo, y así hice"Ademas un hombre así no era sano, cuando no sabias que posiblemente tenias un hermano".

Mientras “lo admito” cedí ante la inteligente manipulación de darle a los padres, lo que jamás Desiré les dio “atención”, el día de hoy me levante temprano para preparar un pollo marroquí, para ellos, esa simplicidad los convencería de dejarme quedar, si todo salía bien, no tendría gran problema, nadie los convencería de lo contrario, mientras me los ganaba tan solo con ser yo misma.


¿Se preguntarían de donde aprendí a cocinar?, ya para cuando lo hice estaban encantados, yo aun sin descifrar que pensaba mi aparente hermano, pero al menos sabía que mis padres me querían aquí. Como sea hasta la mirada le evite, al terminar los esposos, terminaron su postre y se dedicaron a su “rutina social francesa”, al fin tenía unos minutos para mí misma, sin que estuvieran a mi lado con miedo de si me voy o no.


Eso de darle al público lo que quiere siempre funciono, solo es cuestión de saber donde apretar los botones, pero como sea ahora podía meterme en el cuarto, aquel cuarto que me quitaba la respiración con todas aquellas cosas de uso personal, indispensable y no tan indispensable que tenia, aquella decoración rococó, que simplemente me quitaba el sueño, recargue mi mano en la perilla, bronceada, notando que tenía un anuncio de los que tiene el hotel “no molestar”, eso simplemente no tenia clase, no sé si era burlesco o no, pero ya que estaba lo puse en la perilla de afuera.


Deslice mis palidecías manos en los bolsillos del short jean, desgastado que llevaba hoy puesto, tenía un closet lleno de artículos al último grito de la moda, pero aun no estaba preparada psicológicamente para aquella ropa tan excéntrica, mire la habitación meditando por un segundo lo que haría mientras me mire al espejo, examinando la fina clineja que recogía la parte izquierda de mi cabello, el cual estaba suelto, y me tuve que teñir hace una semana, de castaño rojizo.


Me dispuse a revisar gaveta por gaveta de aquella peinadora de madera blanca, buscando artículos que me ayuden a destacar mas la personalidad de Desiré, pero mi teléfono sonó, era Court dure, varios segundos hasta que, le ignore la llamada con pesar, ¿Que le diría?, ¿Que estaba frente al Big ben de Londres, mientras tomaba café y leía alguna novela de Charles Dickens o criticaba la narrativa casi perfecta de Oscar Wilde?.


Simplemente suspire de nuevo y corrí hacia aquella cómoda cama para tirarme, disfrutando de los minutos que tenia para mi sin que nadie entrara, total ya no tendría que ir al campamento, al menos eso era una ganancia, nadie se atrevería a obligar a la “dulce reformación de Desiré”, tome el ipop que había cargado la noche pasada, y me puse los grandes audífonos un rato, mientras escuchaba algo de Ed Sheraan




THANKS ♥



Última edición por Desire Maynard el Lun Ene 21, 2013 5:54 pm, editado 1 vez


"Come on baby we ain’t gonna live 4ever"


"Provehito in altum"
avatar
Desire Maynard
Sub.Líder- Douce Tentation
Sub.Líder- Douce Tentation

Fecha de inscripción : 26/10/2012
Mensajes : 355

Volver arriba Ir abajo

Re: Puedes intentar obligarme, pero atente a la desilusión de no tener la razon//DerekM

Mensaje por Derek Maynard el Mar Ene 08, 2013 1:33 am



Puedes intentar obligarme, pero atente a la desilusión de no tener la razon

Hoy → Centro Comercial → Desiré


Desde que me habían nombrado como director del campamento, cada inicio de verano era lo mismo: poner al día los papeles, los impuestos, comprobar que el mantenimiento de primavera estuviera bien hecho, anotar a los campistas veteranos y los nuevos en las listas de quienes asistirían el presente año, encargarse de la prensa, los anuncios, las actividades y eventos por realizar... En fin, un completo asco que me mantenía incluso desvelado por las noches, salvo cuando me daba el venazo y dejaba a los monitores encargados completamente de todo y me iba a pasar el rato por ahí; para algo les pagaba el sueldo, ¿no?

Hacía ya poco más de un año del día que mi hermana se había pirado de la casa de mis padres. No había más detalles. Ella sabía que era adoptada, pero no era algo que gustara de ir gritando a los cuatro vientos, así que más allá de eso no le encontraba motivos fehacientes para que se hubiera marchado de tal forma de la casa, simplemente con dinero y lo indispensable para subsustir. Desiré no era así, ¿qué coño le pasaba? Sin embargo, no hubo resultado alguno a las múltiples llamadas que hicimos a su móvil, los pedidos de mis padres ante la prensa para que regresara, las recompensas a quien pudiera aportar algún dato: simplemente había desaparecido. Largas habían sido las noches en que mi madre y mi padre se consolaban mutuamente, o que yo debía consolarlos por separado, e incluso que había pasado en vela.

Y, hace una semana atrás, mientras perdía tiempo con unos amigos, la vi. Ahí estaba ella, muy campante, paseándose por el centro comercial como si nada pasara. Como si no tuviera una familia buscándole. Grité su nombre, alarmándola y provocando que echara a correr entre la gente, conmigo pisándole los talones mientras intentaba detenerle atropellando a la mitad de las personas que se metían en mi camino y finalmente nos detuvo la seguridad del lugar. Demorados durante dos horas mientras intentábamos esclarecer la situación, mi móvil no tardó en sonar: mi madre quería saber si las fotos que un paparazzi nos había tomado eran ciertas o no. Si su hija había regresado y estaba bien o era una desalmada treta de prensa.

Ni falta hace decir que en cuanto Desiré puso un pie en la casa, fue sofocada en mimos y atenciones por parte de mis padres. Apenas y nos habíamos mirado en el viaje en auto, pero moría de ganas de sentarla en el sillón e interrogarle hasta el límite del cansancio; saber sus motivos para irse, dónde se había metido, porqué coño no respondía los llamados... Que supiera lo mal que lo habíamos pasado, la de veces que me peleé con la prensa para que nos dejaran en paz y que mis padres pudieran relajarse. Detuve el impulso que afloraba por salir al ver la alegría que mis padres compartían con su regreso. Callé. Preferí observar, interactuar con ella como antes, y aún así moderadamente, en busca de algo diferente en ella. Sin éxito.

Así y todo, las diferencias estaban: algunos gestos, miradas, actitudes que distaban de las que Desiré tendría. Atribuí esos cambios al tiempo fuera de la casa, pero definitivamente este mediodía no pudo escapárseme el hecho de que había cocinado y, sumado a eso, me rehuía la mirada cada vez que intentaba conectar con ella para preguntarle cómo había aprendido a cocinar. Jamás en la vida había hecho algo más que lavar la vajilla en la cocina, argumentando que mi madre era la mejor con sus platos. ¿Quién habría cedido su cocina para una explosión digna de dinamita que obrara este milagro, durante el último año? Me distraje un momento tras que devorásemos el postre, poniendo al día a mis padres sobre las gestiones del campamento, apenas notando que Dess se había escabullido hacia su habitación.

Tras ayudar a juntar la vajilla, aproveché el momento en que Louis y Lydia se dedicaban a limpiar la cocina y el comedor juntos, para ir a la habitación de la enana. Sonreí al ver el cartel de "no molestar" colgado en la puerta, como tantas otras veces desde que lo hubiera acogido de uno de los tantos hoteles donde habíamos vacacionado, y lo desenganché de la perilla antes de golpear suavemente con los dedos. Era una mera formalidad, tampoco es que fuera la primera vez que pudiera verle en ropa interior. - ¿Piensas hablar conmigo algún día de este mes o tendré que esperar al siguiente? -cuestioné una vez que estuve dentro de la habitación, al cabo no había recibido respuesta, mirándole con una ceja alzada mientras recargaba mi peso en la pared.


Credits to Rapture

avatar
Derek Maynard
Director
Director

Fecha de inscripción : 26/10/2012
Localización : Saint-Tropez Camp
Mensajes : 141

Volver arriba Ir abajo

Re: Puedes intentar obligarme, pero atente a la desilusión de no tener la razon//DerekM

Mensaje por Desire Maynard el Miér Ene 09, 2013 8:09 pm

Puedes intentar obligarme
pero atente ante la desilusión de no tener la razon
Derek&me



Estaba intentando sumergirme en cualquier otra clase de pensamientos, o simplemente intente enfocarme en la música que entraba atrás vez de mis oídos, pero el sonar de mi teléfono, de manera intermitente hacia de aquello una misión casi imposible, de hecho hacia que fácilmente los pensamientos se sub dividieran en otros tipos de problemas semejantes al principal, hasta el punto de recordarme que posiblemente a esta hora estuviera en algún barrio de Blooklyn, con un rostro in expresivo, algún suéter de capucha, olvidándome del frió de la cuidad y buscando a mi problemático hermano, quien de seguro estaría metido en alguna clase de pelea.


Lo bueno de todo es que lo había obligado a comerse los libros, por lo que está en un internado, fuera de cualquier jodido sub normal que quiera mal influenciarlo “es que habían tantos chicos corrientes y básicos en el mundo” que no querría que el fuera igual.



Eh roto mis propios nudillos y dejado sorprender algunos cuantos en el intento de hacer de mi hermano un buen chico, por lo que me pesa el doble la mentira. Como sea sabía que si estaba rodeada de sentimentalismos tan solo cometería un error y no me estaba jugando cualquier cosa, sin mencionar que aunque mis intenciones no eran las peores lo que hacía era hasta ilegal.



Por ahora tenía que decirme a mí misma “si ya bella termino con su autocompasión, perfecto porque Desiré tiene muchas cosas que hacer”, supongo cosas como torturar a personas e ir de compra al mismo tiempo, había conocido a chicas como ella durante toda mi Instituto , era increíble pero ante tanta maliciosa Maquiavelo se podía quedar tuerto.



De hecho 4 meses de convivir con ella, por medio de skype, me hizo comprender parte de su comportamiento, bueno mentira me hizo saber describirlo, pues aun no podría comprender como una persona podría ser tan jodida en la vida, no sé si tenía idea de quién era sun tzu, pero era sabia ante el arte de la guerra, por lo que era una chica fría, aun así debo admitir mi hermana tenía razones para ser apreciada, y ni siquiera lo digo porque estoy predestinada genéticamente a quererla. Rodee entre mis pensamientos mientras con mis dedos seguía el compás de la música esta vez se trataba de Slash Ft. Fergie .al tiempo que mi cabeza se encontraba recostada en la sabana de algodón y satén morado.



Mi audición estaba obstaculizada por el sonido de la música, y mis ojos estaban cerrados, sin embargo por alguna razón los abro notando quien estaba ahí, enarco las cejas de inmediato mirándolo no de muy buena gana, ¿Qué le sucedía a los chicos franceses?, es que acaso ¿la idea de la discreción y privacidad era demasiado difícil de entender?. Podría ser mi hermano pero seguía siendo un completo extraño, a diferencia de Lydia, que al abrazarme con su calor de madre sentí una nostalgia increíble, que sabía que no podía confundir. No sabía si los Maynard eran familia mía y si lo que sentía era producto de la obvia razón de no haber tenido madre en toda la vida.



Estaba tratando de buscar alguna forma de relajarme jamás me había gustado que entraran así a mi habitación no después de haber tenido familias de acogidas, que eran todo lo contrario a los Sommers o los mismos Maynard. Me repetí en mi cabeza como fiel mantra “ se supone que soy su hermana” ”Se supone que los hermanos tienen esa confianza”.



Le mire indiferente, ya más relajada, buscando levantarme de la cama con gran tranquilidad aunque se veía que el también estaba algo irritado y que posiblemente lo irritaría mas de gratis, me dirigí a mi peinadora mirándome mi cabello, mientras metía mi samsung en mi bolsillo, pensando en cómo actuar mientras me volteaba por fin a verle, recostando parte de mi cuerpo sobre parte de la peinadora.


-Se que el algún lado de este cuarto debo tener una agenda para concertarte una cita, pero simplemente como me da fastidio buscarlo te cederé este día de hoy.-Le digo con cierta sonrisa amable, sabiendo el hecho de que quería hablar con su hermana, que no diría que no, apelando al obvio sentido de que también soy hermana mayor y haría lo mismo.



Miraba mis uñas, a sabiendas de que se enseriaría mas, por sentido común, y aparte de eso sabia que por ahora era una de las personas a las cuales le podría sacar información, por lo que debía cambiar de actitud.




A ver, querido hermano, dime una cosa.-Le digo haciendo pausa mientras caminaba hacia el espacio donde se encontraba el vestidor de mi hermana, maldiciendo de forma sorprendida para mis adentros. Demonios jodida suertuda .-Pensé al ver una especie de armario que más bien tenía el tamaño de mi cuarto en Manhattan, Salí de la sorpresa en la cual caia cada vez que entraba gracias a la falta de costumbre y metí el celular de Bella, por así decirlo, en uno de los cajones , saque la primera chaqueta de cuero marrón y camine hacia donde estaba este.



- Dime ¿que harían Desiré y Derek en un día como hoy?, supongo que si he de hablarte no sería encerrados en el departamento como dos viejos.-Le digo sonriendo divertida, sabía que mi actitud se vería insensata ante las sensibilidades de la familia pero, así era mi hermana, por ultimo al terminar de hablar eche mi cabello hacia atrás de manera coqueta, solo porque era algo que ella hacía demasiado con todo el mundo.






THANKS ♥



Última edición por Desire Maynard el Lun Ene 21, 2013 5:55 pm, editado 1 vez


"Come on baby we ain’t gonna live 4ever"


"Provehito in altum"
avatar
Desire Maynard
Sub.Líder- Douce Tentation
Sub.Líder- Douce Tentation

Fecha de inscripción : 26/10/2012
Mensajes : 355

Volver arriba Ir abajo

Re: Puedes intentar obligarme, pero atente a la desilusión de no tener la razon//DerekM

Mensaje por Derek Maynard el Dom Ene 13, 2013 11:45 pm



Puedes intentar obligarme, pero atente a la desilusión de no tener la razon

Hoy → Centro Comercial → Desiré


Sonreí de medio lado al notar que mi presencia en la habitación le había resultado, cuanto menos, molesta, mientras le observaba desde mi posición junto a la puerta que acababa de cerrar segundos antes. De todos modos, me importaba un rábano si le molestaba que me metiera sin su permiso; no iba a pasarme dos horas a esperar a que su lista de reproducción acabase para que se dignara a abrirme la puerta y la casa era tan mía como suya. Sin contar que muchas veces ha entrado en mi habitación, encontrándome en condiciones deplorables que eran preferibles no recordar, así que me sentaba bien hacerle sentir esa incomodidad.

Permanecí donde estaba mientras le veía acercarse a la peinadora para observar cuántos pelos se le habían parado por el contacto con la almohada, que de hecho ni siquiera se había despeinado, notando que su cerebro masticaba lentamente una respuesta irónica para mi. Alcé una ceja con marcado sarcasmo cuando mi sospecha se confirmó, soltando algo que bien podría ser una mezcla entre un bufido y una risa-. ¿Debería eso hacerme sentir privilegiado? Ni que fueras la reina de Inglaterra -dije con sorna, tomando una de sus tantas cremas para curiosearla un poco mientras ella se hacía la interesante con sus uñas, dejándola en su lugar para tomar otra, viéndola levantarse para ir hacia su armario en lo que yo me hartaba de curiosear-. Depende de lo que quieras que te diga. Ya sabes, no puedo decirte que eres una perra malvada porque, soy tu hermano -comenté naturalmente.

Dejé de curiosear sus cremas para mirar los nombres de las tonalidades de sus cosméticos. ¿A quién se le ocurría ponerle "Fantasy Cream" a un esmalte verde? Seguramente las cosmetologías tenían monos con embolia tipeando esas etiquetas, ni siquiera tenían creatividad para ponerle nombre a algo tan sencillo. Negué con la cabeza, dando por perdido entretenerme curioseando sus cosas cuando ella se acercó a mí, hablando en tercera persona y con una chaqueta de cuero que no puedo evitar notar-. ¿Eres consciente de la temperatura que hace? Vas a freirte con eso -sonrío, apartándole un mechón de pelo de la cara-. Olvídalo. Vamos al centro comercial, iremos en mi coche -decidí. Fruncí el ceño unos segundos antes de aclararle mejor-. Conduciré yo -agregué tirando de su mano para que me siguiera hasta la cochera, apenas gritando un aviso a Louis y Lydia para que estuvieran advertidos de nuestra salida, guiándole al sitio de mi 1971 Mercedes 280 . Mi mayor fetiche automovilístico.


Credits to Rapture

avatar
Derek Maynard
Director
Director

Fecha de inscripción : 26/10/2012
Localización : Saint-Tropez Camp
Mensajes : 141

Volver arriba Ir abajo

Re: Puedes intentar obligarme, pero atente a la desilusión de no tener la razon//DerekM

Mensaje por Desire Maynard el Miér Ene 16, 2013 6:17 pm

Puedes intentar obligarme
pero atente ante la desilusión de no tener la razon
Derek&me



Nunca entendí cual era la impertinencia de los chicos, a revisar cuanto accesorio las chicas , tenían en la peinadora, ¿Acaso que les pasa por la cabeza?, será que buscan una forma rebuscada de darle una explicación del porque las chicas se enfocaban en cada pequeño detalle de su vida hasta la mínima estupidez, o simplemente estaban tan aburridos que necesitaban refutar parte de su inteligencia criticando.

Enarco las cejas, mirándolo solo con un tanto de curiosidad. Si fuera mi hermano ya le hubiese salido con una pedantería agria un tanto homofóbica, pero este sabría que al fin de cuenta solo era una broma sobria, de las que sabíamos llevar y sabíamos reírnos de ellas.

Básicamente con este francés debía andarme con cuidado, regalarle cierta confianza pero no excesiva. Los puntos medios y las tonalidades grises, no eran mi fuerte pero lo bueno de estar en el medio, es el poder manipular las palabras al gusto de darle reversa o todo lo contrario.

Suelto un bufido, acompañado de una mirada magnificente , segura de la situación, mientras deslizaba de nuevo mis manos sobre los bolsillos de mi jeans, esta vez los traseros.-Sin ánimo de sonar extremadamente creída, fuiste tú el que interferiste en mi espacio personal, como si no pudieras esperarte, perdóname si mi inteligencia no se asemeja a la de un chico de 25 años tan experimentado como debes de serlo, pero eso a mí se me parece un poquito a la “desesperación”, no tengo idea si la vieja que postula en la cara de una moneda, procura eso en ti. Pero en efecto yo si.-Agrando los ojos divertida, sonriendo ligeramente solo para no pecar de descarada, de todas formas evito prestarle demasiada atención o tomarme sus deliberados insultos o juegos pesados con sus palabras de manera personal.




-Puedes decirme lo que se te pegue la gana, que surta efecto en mi eso ya será otra cosa, y lo dudo la verdad. “hermanito”.-Le replico con sarcasmo, utilizando un tono endulzado al decirle lo último.


No estaba muy alejada de este mientras conversábamos, no era una persona que se intimidara ante las cercanías, menos sin una razón de peso, aun así cuando aleja mi mechón del cabello, mi acto de la chica indiferente se escondió por unos segundos, pues me aleje unos milímetros por instinto.


Aparte de pocas personas de confianza, no aceptaba ese tipo de contacto gentil con cualquiera. Al menos no después de los 7 años y mis segundos padres de acogida. Lo bueno de todo es que gracias a que a uno le daba por tirarle objetos a sus hijos cuando se enojaba producto del alcohol en su sistema yo había aprendido a mejorar mis reflejos.


Consiente de aquella expresión mía no tardó más de unos segundos, volví a sonreír, de manera adorable sin prestarle demasiada atención a su observación. De todas formas tenía bastante razón, y simplemente había agarrado la primera pieza de ropa que me tope, para no ser tan obvia o despertar sospechas al ir y guardar mi celular.

Antes de poder responder cualquier cosa ya este loco francés me había jalado de las manos, de una manera impertinente. ¿Qué todos aquí eran tan confianzudos?. Me repetí de nuevo mi mantra. “Somos hermanos”

Me jalo y entre su ímpetu ni siquiera pude despedirme de los Maynard, cuestión que de hecho apreciaría mucho, no sabía si en algún momento acabaría descubierta y me cortarían la cabeza entre mis mentiras cual María Antonieta de Austria o simplemente yo misma me hartaría y saldría corriendo, igual que en centro comercial, en cualquiera de las dos opciones, me gustaría despedirme de personas tan dulces.


Era inevitable abandonar mi negativismo, cuando me enseña su juguetito, posiblemente uno de sus fetiches sobrevalorados de niño pijo, acaricie mi mechón mientras le daba solo una mirada de reojo al auto, in expresivamente, no era que me impresionara una “simple maquina” para mí era puro material ensamblado. Y no quería decir algo de lo que pudiera arrepentirme como por ejemplo. “Genial, otra basura agente contaminante del ambiente” “hombres siempre renovando su inteligencia ante sus amores y paciones altamente criticables para alguien que tuviera al menos dos dedos de frente”.


Solo hago un puchero ante lo que dice de que el manejara, pues su afirmación simplemente me insinuó que era algo de lo cual mi gemela estaría ansiosa. Producto que simplemente me hace entender porque Desiré no ha terminado ni el instituto. Espere a que le quitara el seguro a la puerta y entre al asiento de copiloto, simplemente pensando él lo inconveniente que será este auto para mí cabello.



Cruce levemente mis piernas, esperando a que este entrara y comenzara a conducir, quedándonos en silencio por un rato considerable del camino, tanto como para incluso lograr impacientarme así que tome la iniciativa de ponerle una mano a su preciado juguete, buscando una emisora decente en la radio. Hallando algo de country a continuación. Y sintiéndome complacida ante eso.


Cuando quieras puedes comenzar con tus preguntas fraternales.-Le añadí mientras miraba el paisaje que nos rodeaba. Ondulando un mechón de mí cabello con mi dedo. Una cosa que siempre me había impacientado eran los viajes en autos con desconocidos.







THANKS ♥



"Come on baby we ain’t gonna live 4ever"


"Provehito in altum"
avatar
Desire Maynard
Sub.Líder- Douce Tentation
Sub.Líder- Douce Tentation

Fecha de inscripción : 26/10/2012
Mensajes : 355

Volver arriba Ir abajo

Re: Puedes intentar obligarme, pero atente a la desilusión de no tener la razon//DerekM

Mensaje por Derek Maynard el Miér Ene 30, 2013 7:20 pm



Puedes intentar obligarme, pero atente a la desilusión de no tener la razon

Hoy → Centro Comercial → Desiré


Sonreí de medio lado al ver el modo en que miraba el auto, creyendo que estaba disgustada ante la idea de no poder conducirlo ella en mi lugar (cosa que distaba de la realidad), pero jamás dejaría a alguien más conducir mi coche a menos que tuviera algún tipo de inconveniente o urgencia que me lo impidiera. Abrí la puerta del acompañante, aguardando a que suba al coche y, una vez lo hizo, tomé mi lugar frente al volante. Arranqué el coche e hice las maniobras necesarias para salir de la cochera a la luz del sol en las calles de Saint Tropez.

Durante unas cuantas calles, ni siquiera me molesté en romper el silencio que se había formado entre nosotros. A decir verdad, me agradaba la ausencia de escándalo; pasaba todo el día en un lugar bullicioso como para no amarlo. Observé de reojo cómo estiraba su mano para alcanzar el dial de la radio, sintonizando algo de música country, acomodándome las gafas de sol para evitar que los rayos solares me entorpecieran la vista del camino, detuve el coche unas cuantas veces en los semáforos. Sabía que este tipo de silencios solían incomodar a mi hermana, al punto de aflojarle un poco la lengua y eso no parecía modificarse aún tras su larga ausencia.

Su obvia incomodidad en cierta forma me hacía sentir complacido, más aún cuando, su obviamente molesto, comentario salió de sus labios, provocándome una sonrisa autosuficiente mientras detenía el auto frente al semáforo en rojo-. Creí que no haría falta preguntar, seguramente te mueres de ganas de contar lo que has hecho el último año -comenté, acelerando en cuanto la luz verde lo indicó, echando algunos vistazos a los retrovisores para luego fijar la vista en ella durante unos segundos-. De todos modos... - devolví la vista al camino, girando en una esquina para alcanzar el estacionamiento del centro comercial-. Quizá un buen café y algunas compras te devuelvan un poco a la normalidad -detuve el coche en el primer sitio libre que encontré, sin molestarme en bajar del auto aún. No podía evitarlo, necesitaba hacerle esa pregunta-. ¿Por qué te fuiste?

Credits to Rapture

avatar
Derek Maynard
Director
Director

Fecha de inscripción : 26/10/2012
Localización : Saint-Tropez Camp
Mensajes : 141

Volver arriba Ir abajo

Re: Puedes intentar obligarme, pero atente a la desilusión de no tener la razon//DerekM

Mensaje por Desire Maynard el Jue Ene 31, 2013 5:19 pm

Puedes intentar obligarme
pero atente ante la desilusión de no tener la razon
Derek&me





Toda mi vida había detestado los silencios prolongados, cuando estaba acompañada difería con gran contraste a cuando en efecto me encontraba sola, solo en ese momento era mi bien más preciado, supongo que el hecho siempre se debió a que con mi hermano y mi mejor amigo jamás habían espacios de interludio, no cuando lo que hacíamos era hacer valer el tiempo, tal vez no eran los lugares exclusivos de la gran manzana, pero a mí me valía mucho más 1 minuto con ellos que dos horas ante cualquier riquillo superficial al cual mi padre le diseñaba sus prendas.


¿Además como no disfrutar un partido de los mets, y gritar a todo lo que da el pulmón? No obstante tan solo al conocer a parte de los Maynard, me había dado yo misma con una piedra en los dientes ante mis pre juicios ignorantes, metafóricamente hablando.

Repase con cierta mirada inspectora al piloto, con cierta curiosidad, o quizás solo mas de la debida, de cualquier forma el disimulo siempre reino mientras lo hacía, tan solo cuestión de segundos antes de que volteara a regocijar mi vista con la calle, si y si seguía así no extrañaría tanto a mi cuidad.

Note que no había demasiada, gente o en su efecto las había pero no todos estaban enclaustrados en sus autos, provocando estancamientos y aquellas cosas bastantes características de Manhattan, mediante el paso salude con las manos a un niño que sonreía, mientras tomaba su Helado, al parecer aunque lo pudiera negar, el lugar me cautivaba bastante, estaba impresionada por su arquitectura, era un poco mas intima y detallada, aun no se había perdido todo entre edificios fríos.

Una parte de mi intentaba hacerse sentir bien, ante el abandono de su ciudad, su país y su familia, pero al final sin pensarlo demasiado, no estaba diferenciándome mucho a lo que hizo mi hermana. De cualquier forma sabía que no quería pensar más en ello.


Rodé los ojos, pues de hecho si estaba haciendo cierto calor, y aquella chaqueta comenzaba a molestarme ligeramente, me la quite con disimulo, vencida ante dar la razón, cosa que no es que era mi cuestión favorita en el mundo.


La doble con cierto orden ante todo para recostarla en un puesto de atrás. El silencio continuaba, pero la música me distraía bastante, quizás no era ni tan mala idea estar callada. “Así no metía la pata tan rápido”. Me levante en el auto sosteniéndome de la parte delantera, para disfrutar el viento sobre mi piel, aparte de los rayos cálidos del sol, peinando mi largo cabello hacia atrás, para que no me estorbara en el rostro.


No podía dejar de aprovechar aquella oportunidad, que no se daba todo el tiempo en NY, ya que a Derek le parecía perfecto su burbuja de silencio, podría crear la mía aunque pareciera un poco imprudente, o mejor dicho simplemente de locos.


Este al final articulo palabra, por lo que asentí, un tanto defraudada, de no seguir en mi posición, me senté de nuevo sonriéndole con demasiada gentileza, puesto aquel hecho de buscar un simple lugar idílico durante unos minutos ya ocasionaba eso en mi, le escuche con atención pensando que de hecho era un gran hermano, pero que ni yo tenía una respuesta lógica ante aquello.


No sabía porque Desiré se largaría de aquí, no tenía alguna pista de porque su impulso le hizo tomar tan aligerada decisión y porque no estúpida decisión. No encontraba justificación alguna. Asumo que me conoces bien, y unas simples compras pueden resolver los problemas de mi pequeño mundo.-Dije sin querer sonar hostil, pero era inevitable ser irónica.


Volví a asentir alisando mi cabello de nuevo.-Supongo que necesitaba un escape, de este pequeño lugar que era mi mundo, que me estaba consumiendo, quizás pueda resultar que necesitaba aventurarme a nuevas experiencias de vida, aprender a mi manera y ante mis errores, antes de poder saber lo que realmente quiero.-La justifique con algunas palabras un tanto sinceras mientras le miraba a los ojos, al tiempo que nos estacionábamos. La cuestión era que no pareciera que realmente la justificara a ella. Lo que en consecuencia se me reflejaba egoísta.


El momento de confección había acabado, o era lo que esperaba, daba igual esas palabras no tendrían ninguno peso en un desconocido, abrió la puerta de su auto para este salir, y no espere a que hiciera el proceso conmigo, por lo que hice yo, dirigiéndome con este hacia las escaleras subterráneas que daban hacia la entrada del centro comercial, viéndolo con algo de diversión recordando mi recién paseo por el mismo. Probablemente a Derek no le de la misma risa.


En cuestión de segundos se acabo cualquier silencio entre nosotros, notaba un par de miradas curiosas pero no incomodas, como para no poder ignorarlas, al llegar al piso, eso cambio con varios imprudentes periodistas que buscaban la mejor perspectiva para tomar sus fotos. Claro cómo olvidarlo “la oveja descarriada vuelve a la familia”, muchos de los flashes de hecho se dirigían al hermano de Desire, lo cual lo vi normal, debido a las actividades que había leído solo por curiosidad, que este llevaba a cargo.


Algo se me vino a la cabeza, quizás si en alguno de los lugares donde esta Desire tiene acceso a las posibles revistas, una foto de su hermana tomando su vida le hagan entrar en razón, me valía un bledo si se molestara, de hecho esa sería la intención, así que deje que me tomara las que quisiesen, aunque también podría ser un arma de doble filo aquello.


De cualquier forma era fácil que alguien mundano como yo, se fastidiase rápidamente, y al visualizar una librería, agrande los ojos como pequeña emocionada al ver su lugar soñado. Por lo que jale de las manos al francés, sin percatarme en que objetara ante aquello, lo tome con fuerza para poder jalarlo y abrir la puerta con mi mano desocupada.

- Creo que otra cosa que hice este año, fue cambiar un poco los gustos, pero ya será algo típico de un adolescente cambiar sus gustos a diestras y siniestra, como a los chicos con los que lidias.-Dije notando un folleto del campamento en un de las repisas,la verdad no era de aplaudí algunos cambios de las personas, los veía netamente infantiles y símbolo de poco confianza.


Pensé por un momento mirándolo de nuevo con pesquisa, mientras estaba al pendiente de mi alrededor, pensando en que quizás fue un abuso elegir a donde iríamos.-Disculpa si es aburrido para ti.-Dije sin inspirarme demasiado en una disculpa, aunque sabía que Desiré no las pedía a menudo.





THANKS ♥



"Come on baby we ain’t gonna live 4ever"


"Provehito in altum"
avatar
Desire Maynard
Sub.Líder- Douce Tentation
Sub.Líder- Douce Tentation

Fecha de inscripción : 26/10/2012
Mensajes : 355

Volver arriba Ir abajo

Re: Puedes intentar obligarme, pero atente a la desilusión de no tener la razon//DerekM

Mensaje por Derek Maynard el Vie Feb 01, 2013 2:07 pm



Puedes intentar obligarme, pero atente a la desilusión de no tener la razon

Hoy → Centro Comercial → Desiré


No pude evitar sonreír al repasar sus últimas acciones mientras conducía; pararse en el coche para que el viento le diera en el rostro solía ser una de sus cosas favoritas, especialmente si necesitaba gritar y dejarse despeinar para sentirse plena consigo misma. Esta vez no hubo grito, pero asumí que la sensación era algo que había extrañado, aunque probablemente lo habría hecho en algún otro coche... Que va. En estos momentos importaba que estaba aquí, justo a mi lado y el resto bien podía irse al diablo. Incluso la chaqueta de cuero que reposaba en el asiento de atrás, confirmando que se estaba asando usándola un rato atrás.

- No solucionan los problemas, pero al menos te quitan el ánimo depresivo que tienes hace días -refuté, medio burlándome de ella, con una mueca en los labios. Quité las llaves del contacto y levanté mis gafas para poder verle a los ojos, notando cómo se alisaba el cabello con los dedos al gesticular su respuesta-. Creo que me conformaré con eso, de momento -acepté. Me sonaba algo coherente, yo mismo me había escapado unos años antes, pero con amigos y no fue algo del dominio público como un escándalo sino como unas simples "vacaciones del heredero Maynard con sus amigos". Accioné el pestillo de la puerta y descendí del auto, acercándome consecuentemente a la puerta de mi hermana para abrirle aunque ella se me adelantó y lo hizo por sí misma, reduciendo mi accionar a tan sólo activar la alarma del vehículo mientras nos encaminábamos a la entrada del centro comercial.

No es que tuviera un gran recuerdo de la última vez que había estado allí, puesto que fue el momento en que le encontré y le perseguí al punto de ser detenidos por la autoridad, pero tampoco era algo demasiado desagradable. Al menos ahora estaba de regreso en la casa. Y yo me estaba poniendo sentimentaloide: efectos de tener una hermana pequeña, ningún tipo duro puede resistirse a ellas más de lo que un obeso resiste a la tentación del chocolate.

Ocasionales miradas curiosas se me escapaban hacia ella de vez en cuando, aunque ya no eran tan incómodas como hasta un momento atrás. Sin embargo, al notar la horda de periodistas aguardándonos, recoloqué mis gafas de sol ante mis ojos y tomé a Desiré por la cintura para ayudarla a pasar entre ellos. La gran mayoría nos preguntaba cosas como "¿Donde ha estado, señorita Maynard?" "¿Cómo le ha recibido su familia?" "¿Que tal han tomado la noticia del regreso de su hermana, Derek?". Preguntas idiotas, capciosas y sin sentido de ser respondidas, por lo que las ignoré deliberadamente, soltando ocasionalmente un "No daremos declaraciones" ante los más insistentes, resistiendo fuertemente la tentación de darle un puñetazo a más de uno. ¿Es que acaso no entendían que atosigar a la gente no iba a darles mucha tela para cortar? Incluso los titulares del día siguiente eran tan obvios que sabía lo que dirían: "Hermanos Maynard pasan tarde de shopping ¿reconciliacion?" Ni que fueramos pareja, por favor.

Ante ese último pensamiento se me vino a la mente un suceso ocurrido años atrás, pero Desiré se encargó de quitarme completamente eso de la cabeza cuando me arrastró hacia una de las grandes librerías de la ciudad, más entusiasmada que por ver un conjunto del Victoria Secrets (o como sea que se llame). Definitivamente, eso de los cambios abruptos me estaba sacando un poco de sitio-. Bueno, teniendo en cuenta que eres uno de ellos, concuerdo definitivamente -respondí, pinchándola un poco-. De todos modos, admito que no está mal desarrollar algo de gusto por la lectura. Ya sabes, debes presentar a quien obró el milagro en una de las cenas familiares -comenté, tomando uno de los tomos frente a mí para observar la portada y su resumen de trama antes de devolverlo al estante-. ¿Qué tipo de libros lees? ¿Algo como las Sombras de Grey?

Credits to Rapture

avatar
Derek Maynard
Director
Director

Fecha de inscripción : 26/10/2012
Localización : Saint-Tropez Camp
Mensajes : 141

Volver arriba Ir abajo

Re: Puedes intentar obligarme, pero atente a la desilusión de no tener la razon//DerekM

Mensaje por Desire Maynard el Vie Feb 08, 2013 4:52 pm

Puedes intentar obligarme
pero atente ante la desilusión de no tener la razon
Derek&me





Por supuesto opuesto a las reacciones del francés, no tenia gran problema con que se dispusieran a tomar sus fotos, la verdad es que no le veía el gran sentido a dedicarse a investigar la vida de los que son completos extraños, ¿Cómo si creyeran que son una especie de personas con un halo en la cabeza?...Ni siquiera era tan especial la vida que tenían, aquello lo pude notar esta última semana, pero como cada cabeza es un mundo, no me importaba demasiado escarbar en cuál es la necedad viciosa de los que leen aquellas revistas, aun consciente de eso mi parte practica me había hecho entender hace mucho tiempo que aquellos fotógrafos también tienen que comer. Lo importante era que sin saberlo ellos fueron una herramienta necesaria para mi cometido.

Derek, no tenía el mejor semblante del mundo, aparénteme aquellas personas le habían agobiado. Debería tomarse las cosas con más calma, si sigue así terminara con un marca pasos, o peor aun con arrugas y líneas de expresiones. De hecho no es que no las tuviera ya.


Supongo que la vida del primogénito consentido ha de ser demasiado estresante. Intente no reírme de aquel pensamiento o rodar los ojos, al tiempo que ya estábamos en la librería, por lo que caminaba hacia una de las secciones, para ser exacto la de los best seller, aunque si somos sinceros de unos años para acá, aquella “etiqueta” era completamente errónea y había entrado en decadencia, solo se trataban de los libros suficientemente comerciales y populares como para que el máximo de la población adolescente pudiera comprender de que se trataban, en su mas mínima capacidad de comprensión.


A veces sentía que la sociedad comercial estaba deseosa de volver a todos en monos, complacidos con cualquier soberana estupidez o peor aún, focas que aplauden cualquier necedad solo porque está de moda.Enarco las cejas, intentando reprimir una sonrisa de obvia burla ante su pregunta, no sé si Desiré había tenido un ataque de fatiga, combinado con demasiado ocio inútil como para leer semejante…no diría libro, si no panfleto.

Al final solo termine mirándole con una sonrisa cáustica, notando en su paso que tenía un color de ojos muy hermosos, pero desistí de aquel pensamiento in productivo.-Pero claro que ¡sí!... Menciono como si de verdad estuviera emocionada.-No ves que me encanta leer sobre las fantasías sexuales de una cuarentona, que prácticamente le ha gritado lo insatisfecha que esta con su vida y su marido al mundo entero, que su imagen del sueño americano, con la casa, el perro, el hijo y el marido solo es una campaña publicitaria , porque con lo que escribe, la pobre aun no ha salido emocionalmente de su muy precaria adolescencia, donde probablemente le practicaban bullyin, y es la razón de escribir sobre una patética e introvertida mujer universitaria que de alguna forma, por mas in experimentada, se topo con un empresario exitoso, lo apuesto a ella, porque claro, siempre vende eso de los “opuestos atraen”, aunque este muy zafado de la realidad en muchas ocasiones.-Muevo las manos burlescamente al hablar con este, como si en realidad lo conociera desde hace años.


- No fue suficiente con la chica de tendencias suicidas y baja autoestima que amaba a un vampiro afeminado, también nos quieren meter en la cabeza , otra historia parecida pero en vez de vampiros , una mujer que no sabe de qué hacer con su vida. –Le comendo aun animada, solo por la sensación de criticar algo que simplemente me había parecido un insulto para cualquiera que tuviera el mínimo de raciocinio.

A la final ladeo la cabeza.-Como si fuera, poco, ¿Qué tienen en la cabeza las personas que orgullosamente andan con el libro en la mano? porque se supone que es genial , andar con una porno barata o el Kamasutra o lo que sea , entiendes el punto, en la calle leyéndolo como si fuera una revista.-Ruedo de nuevo los ojos pero esta vez como, exasperada de algunas personas, al momento una mujer carraspea indignada, así que volteo para notar que efectivamente llevaba el libro que tanto critique por más de 7 minutos, así que dibuje una sonrisa si ningún tipo de pena, más bien descaradamente pues no era de arrepentirme de mis palabras, fuera como fueran.


En fin…no me gusta.-Le digo fingiendo estar seria, aunque me había dado bastante gracia la situación.-Soy más de Tolstoi, es un escritor ruso.-Añado, pero luego mirarlo con inquisición. Y a ti ¿qué te gusta?, digo aparte de la música, diversos instrumentos, el chocolate, el tabaco, los cigarrillos, el café, el bourbon y claro los autos..Digo en un año cambian los gustos -Dije aquello enumerando con los dedos, inconscientemente, y con un tanto de curiosidad ante su respuesta, lo demás simplemente me lo sabía porque era demasiado observatíva, también sabia otras cosas obvias que le gustaban por los incómodos ruidos que salían de su habitación, pero que realmente no tenía ni la intención ni el interés de destacar.-Solo le sacaba conversación por un muy obvio propósito.


Mmmm..Emito un sonido pensativa, mientras daba pasos entre el pasillos dejando a la mujer indignada atrás, y examinando los nuevos ejemplares, sin hallar algo que me llamara la atención.-Te vez mejor cuando andas sin los lentes, al menos así no das la impresión de ser el típico modelo in alcanzable.-Le guiño el ojo naturalmente, sin ninguna clase de coqueto, bueno eso suponía yo siempre, notando un par de chicas cuchicheando sobre Derek.-Luego de aquí, debes llevarme a un lugar de este centro comercial que te guste a ti y por favor que no sea Victoria Secrets, no quiero deprimirme con la perfección de aquellas chicas.-Menciono, haciendo puchero, aunque quizás Desire jamás haría un comentario así, eso de aceptar que alguien era más linda que ella, no es que pareciera ser su fuerte.






THANKS ♥



"Come on baby we ain’t gonna live 4ever"


"Provehito in altum"
avatar
Desire Maynard
Sub.Líder- Douce Tentation
Sub.Líder- Douce Tentation

Fecha de inscripción : 26/10/2012
Mensajes : 355

Volver arriba Ir abajo

Re: Puedes intentar obligarme, pero atente a la desilusión de no tener la razon//DerekM

Mensaje por Derek Maynard el Lun Feb 25, 2013 1:41 am



Puedes intentar obligarme, pero atente a la desilusión de no tener la razon

Hoy → Centro Comercial → Desiré


Coloqué mis lentes en el cuello de la camiseta, para evitar tenerlos puestos o en la mano ante la necesidad de poder ver claramente lo que me rodeaba e incluso de curiosear las portadas y argumentos de los libros de los estantes. Devolví la mirada a mi hermana, curioso ante su respuesta ante mi evidente pique sobre su probable gusto por una saga que se decantaba más por la sexualidad que por un relato con una trama maciza o mínimamente aceptable. De hecho, me resultaba hasta graciosa su forma de replicarme con su inteligente argumento, porque sumado a ello varias mujeres mayores - con evidente gusto por ese tipo de libros - nos miraban escandalizadas ante las palabras certeras de Desiré.

Sonreí orgulloso de que fuera capaz de tener tal efecto escandalizante con su discurso larguísimo - del que me estaba perdiendo una buena parte porque hablaba demasiado rápido -, apenas pudiendo disimular mi risa con una repentina tos cuando la indignada mujer que estaba detrás de ella carraspea molesta y mi descarada hermana le sonríe sin el más mínimo arrepentimiento, ganándome yo también una mirada fulminante por parte de la señora. Algo que aumentó mi diversión al punto de que terminé por inclinarme sobre la estantería a nuestro lado para ocultar mi rostro mientras me sacudía por la risa que inutilmente intentaba contener, llegando a parecer que tenía un catarro de perro moribundo.

Apenas llego a recuperarme un poco para cuando Desiré termina su crítica literaria, oficialmente, para comenzar a describirme con pelos y señales. Vale, tenía que admitir que ni siquiera sabía que hubiera sido lo suficientemente observadora de mis gustos como para enumerármelos en la cara, pero eso me provocaba a responder.

Relamí mis labios en un gesto claramente seguro de mí mismo, fijando nuevamente mi mirada en la suya antes de desviarla hacia la siguiente estantería que contenía relatos bélicos y aventureros de ciencia ficción-. Pues... Teniendo en cuenta que me has dado un discurso que podría ser nominado a la crítica del año por la sociedad francesa de autores, no creo que tenga mucho argumento para contradecirte. Demás está decir que concuerdo por completo con tu crítica -le giño un ojo y le tomo de la mano para incitarla a seguirme a la estantería que acabo de mencionar-. Sin embargo, algo de ciencia ficción, que sea algo más bien aventurero o con un cierto grado de belicosidad me sienta bien - añadí, observando el resto de los libros por encima sin mucho interés ya que algunas chicas habían notado quien era yo y empezaban a cuchichear señalándome. No que no me gustara, pero prefería mantener la calma tras la estampida de periodistas de la entrada.

- ¿En serio? Lo tendré en cuenta, pero sólo porque tú lo dices - ¿Desde cuando mi hermana se fijaba en mis ojos? Aún así sonreí complacido por su halago, sientiendome pagado de mí mismo e incluso pasandole un brazo por los hombros mientras nos encaminaba a la salida de la librería-. Vale, entonces... -pienso un momento adónde podríamos ir, terminando por decidirme a ir a una tienda donde tenían una gran variedad de las mejores marcas de ropa-. Quizá se te antoje comprarte algunas cosas allí -apunto, llevándola conmigo hacia el lugar, sin darle mucha chance de réplica en contra.



Credits to Rapture



Give me something to believe
All these fairy tales are full of shit one more fucking love song I´ll be sick

avatar
Derek Maynard
Director
Director

Fecha de inscripción : 26/10/2012
Localización : Saint-Tropez Camp
Mensajes : 141

Volver arriba Ir abajo

Re: Puedes intentar obligarme, pero atente a la desilusión de no tener la razon//DerekM

Mensaje por Desire Maynard el Lun Feb 25, 2013 3:43 pm

Puedes intentar obligarme
pero atente ante la desilusión de no tener la razon
Derek&me





Intentaba no dejarme contagiar demasiado por su ataque de risa, que ligeramente me hicieron pensar en dejarlo solo y hacerme la que no le conocía, o que no se reía tanto desde hace mucho, o que mi discurso había salido propio al de una chica de primaria.

Sin embargo ya me había percatado de las “damas lectoras”, así que lo atribuí a aquello, aun evitando reírme tan descaradamente de aquellas caras tensas y desaprobatorias que me habían visto. Como si hubiese dicho realmente algo grave. Escuche un murmuro entre dientes de “por eso, no sé cómo permiten salir a niñas a la calle”. Estaba mirando que el hermano de Desiré no tirara nada, dentro de su hilarante risa y comportamiento un poco errático, que aunque me causaba gracia me estaba haciendo de que no era así.

Asiento ante lo que comenta, mientras esquivo un tanto su mirada para poder ver lo que señalaban, ignorando a la Sra. sin reparo alguno, mientras ladeaba la cabeza a forma de no estar demasiado convencida con su respuestas.-Pues, he pensando que mejor es vivir las aventuras a leerlas, pero son bastante interesantes. Comente mientras le echaba el vistazo a varias ediciones, para dirigir mi mirada a este entrecerrando los ojos.-No me refería nada mas a los gustos literarios. -Sonrío dando ya pasos hacia adelante conforme este rodeaba el brazo sobre mi hombro relajadamente, sin embargo titubee para salir ante un segundo comentario. A lo que solo dije en voz alta que ciertas mujeres cuarentonas no deberían salir en la calle con blusas sin manga. Lo dije en francés fluido mientras, me dirigía hacia la salida sonriéndole al encargado de la caja.


Me causaba gracia las chicas pendientes del francés, tanto como para empujarlo con ellas, de una manera en que yo sería simplemente un alma caritativa, sin embargo debía admitir que tenía curiosidad de pasar la tarde con este. Aunque volvi a negar cuando sugiere lo de la tienda.-Claro, vamos, si ese es tu lugar preferido en TODO un centro comercial, vale. Aunque técnicamente no necesito nada, si lo que pienso estar es todo el verano en el departamento.-Comente recia, porque dudaba mucho que luego de que el mismo Louse lo mandara a convencerme de dirigirme a tan mencionado campamento, “el franchute” vaya a dejar aquello de lado, y aunque pudiese bromear, reírme con él y de mas no quería decir de daría mi brazo a torcer.







THANKS ♥



"Come on baby we ain’t gonna live 4ever"


"Provehito in altum"
avatar
Desire Maynard
Sub.Líder- Douce Tentation
Sub.Líder- Douce Tentation

Fecha de inscripción : 26/10/2012
Mensajes : 355

Volver arriba Ir abajo

Re: Puedes intentar obligarme, pero atente a la desilusión de no tener la razon//DerekM

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.